Formosa

Reserva Natural Nacional - Formosa
 

Flora

Según la clasificación propuesta por el trabajo Eco-Regiones de la Argentina (PRODIA- 1999), la Reserva Natural Formosa integra la eco-región del Chaco Seco, subregión del Chaco Semiárido. El tipo de vegetación característica es el bosque xerófilo y algunos palmares y estepas halófilas, que alternan con sabanas edáficas inducidas por incendios y desmontes.

Desde el punto de vista fitogeográfico, Cabrera (1976) ubica esta zona dentro del Distrito Chaqueño Occidental de la Provincia Chaqueña. La comunidad clímax es el bosque de quebracho, un bosque seco, de mediana altura y bastante abierto, desarrollado sobre suelos maduros y caracterizado por la presencia del quebracho colorado santiagueño (Schinopsis lorentzii) y del quebracho blanco (Aspidosperma quebracho-blanco). La primera de estas especies domina el paisaje forestal con sus más de 20 m de altura, su tronco de 1,5 m de diámetro y hojas compuestas de folíolos lanceolados. Su madera, al igual que la del quebracho colorado chaqueño (Schinopsis balansae), se utiliza para fabricar durmientes, vigas, postes y para producir tanino, por lo que esta especie ha sido intensamente explotada.

El quebracho blanco también alcanza los 20 m de altura y es de tronco recto y corteza rugosa de color grisáceo. Las ramas caen en forma algo péndula y están cubiertas de pequeñas hojas coriáceas. Los frutos son grandes cápsulas leñosas orbiculares, llenas de semillas provistas de un ala membranosa que permite su dispersión por el aire. Otros árboles de importancia son el itín o palo mataco (Prosopis kuntzei), el mistol (Zizyphus mistol), de frutos comestibles, y el guayacán (Caesalpinia paraguariensis), de vistosa corteza.

Una apreciable superficie de la Reserva, en el bajo interfluvial, tiene la única muestra protegida en el sistema de Parques Nacionales de bosques de palo santo (Bulnesia sarmientoi). Estos palosantales, desarrollados sobre suelos arcillosos, están dominados por esta zigofilácea arbórea de hasta 20 m de altura, de tronco largo y recto y hojas bifoliadas, que crece en un sotobosque ralo de cactáceas de gran porte como el ucle y el cardón, entre otros elementos del quebrachal. La madera del palo santo es muy apreciada por su dureza, veteado, matiz verdoso y aroma, por lo cual ha sido intensamente explotado ya desde épocas coloniales en su reducida área de dispersión, donde hoy es una de las especies en mayor peligro de desaparecer.

Árboles de menor altura son el garabato (Acacia praecox), el saucillo (Acanthosyris falcata), la brea (Cercidium australe), el iviraniná (Sideroxylon obtusifolium), el peje o quebracho flojo (Jodina rhombifolia), el algarrobo blanco (Prosopis alba), el algarrobo negro (Prosopis nigra), el tintinaco (Prosopis torquata) y el yuchán o palo borracho (Chorisia insignis), de flores amarillas. En el estrato arbustivo también son frecuentes los Schinus (varias especies), Vallesia glabra, sacha sandía (Capparis sp.), Maytenus spinosa, acacias espinosas del género Prosopis como el vinal (P. ruscifolia), el atamisqui (Atamisquea emarginata), y otros. La presencia de arbolitos y arbustos espinosos como el chañar (Geoffroea decorticans), el churqui (Acacia caven), la tusca (Acacia macrantha), el teatín (Acacia furcatispina) y el garabato indicarían un exceso de pastoreo.

Las cactáceas son escasas en el quebrachal virgen, pero también se tornan abundantes a causa del pastoreo. Las más notables son el quimil (Opuntia quimilo), cuyo porte arbóreo alcanza varios metros de altura, el cardón (Stetsonia coryne), de flores blancas, el ucle (Cereus validus) y otros. Entre las cactáceas bajas se encuentran varias especies de Opuntia, Harrisia y Cleistocactus. El estrato herbáceo está formado por gramíneas, con numerosas especies de los géneros Setaria, Gouinia, Digitaria, Eragrostis, Gymnopogon, Panicum, Heteropogon, Trichloris, Chloris y otras. Además, hay dicotiledóneas de los géneros Ruellia, Justicia, Holocheilus, Trixis, Hyptis, Capsicum, Glandularia, Menodora, Ayenia, Talinum, entre otras. Las bromeliáceas terrestres, muy conspicuas, forman masas impenetrables, especialmente las formaciones de chaguar (Bromelia serra), de chaguar blanco o caraguatá (Bromelia hieronymi) y de chaguarillo (Deinacanthon urbanianum). Además, hay algunas epífitas, como Tillandsia durantii, Usnea barbata, y varias lorantáceas parásitas de flores llamativas.

Entre las principales comunidades serales (o sea, determinadas por las características del suelo) de este distrito podemos mencionar las siguientes:

- Bosquecillos marginales de las orillas arenosas y de los bancos de arena que dejan las periódicas crecidas del río Bermejo. Predominan el pájaro bobo (Tessaria integrifolia), que a veces forma extensas colonias gracias a sus raíces gemíferas, y el sauce criollo o colorado (Salix humboldtiana). Mezclados con estas especies, o bien formando matorrales, suelen aparecer las chilcas de los géneros Tessaria y Baccharis. En las islas se desarrolla una cerrada formación donde se destaca el algarrobo blanco.

-Selvas en galería. Se observan en los albardones de los ríos Teuco y Teuquito, donde se desarrollan en forma densa junto con el palo amarillo (Terminalia australis), el algarrobo blanco, el zapallo caspi (Pisonia zapallo), el palo lanza o ibirá-catú (Phyllostylon rhamnoides) y el guayacán.

- Camalotes formados principalmente por Panicum elephantipes y Eichhornia crassipes aparecen en los ríos muertos de las cuencas del Bermejo.

- Pajonales. En suelos permanentemente inundados aparecen totorales de Typha dominguensis y juncales de Schoenoplectus californicus.

- Espartillares que se desarrollan en suelos bajos próximos a los ríos, generalmente sobre antiguos cauces abandonados. Se los conoce también como sabanas de aibe (Elionurus tripsacoides), gramínea muy consumida por el ganado.

- Sabanas de simbol o simbolares, que cubren las abras en las partes del bosque donde el suelo, por poseer capas impermeables a poca profundidad, se inunda durante la estación de las lluvias (el verano). Forman la comunidad gramíneas de alto porte (hasta 2 m de altura), con predominino del simbol (Pennisetum frutescens) y, además, especies de Andropogon, Sporoboius, Gouinia, Panicum, Digitaria, Elionurus, Eragrostis y Aristida. Entre los pastos dominantes crecen diversas dicotiledóneas, como Sphaeralcea miniata, Eupatorium squarrosoramosum, Clematis hilarii, etc.

Las comunidades subserales principales serían:

- Pastizales pirógenos que cubren las abras producidas por los incendios, hecho que se reconoce por la presencia de restos de troncos carbonizados. Las gramíneas dominantes son pastos altos, tales como Setaria argentina, Trichloris crinita y Trichloris pluriflora.

Numerosas dicotidedóneas integran esta comunidad, especialmente malváceas de bellas flores, solanáceas y compuestas, junto con renovales de las especies arbóreas. Como las sabanas, son zonas sumamente afectadas por el sobrepastoreo.

- Matorrales de arbustos y arbolitos espinosos que invaden los pastizales sobrepastoreados y los bosques talados. Sus componentes habituales son varias especies de Mimosa, Acacia, Celtis y especialmente los vinalares. El vinal (Prosopis ruscifolia) es una leguminosa arbórea con hojas compuestas de grandes folíolos y enormes espinas, endémica de la Provincia Chaqueña, que se ha hecho invasora en el centro de Formosa, norte del Chaco, este de Salta y centro de Santiago del Estero. El sobrepastoreo, al eliminar otras especies, facilita el avance del vinal, cuyas espinas lo defienden del ganado, que por otro lado ayuda a dispersar sus bayas, ya que son eliminadas enteras en las heces debido a su duro e indigerible tegumento. Se lo considera plaga de la agricultura y están en estudio tanto su ecología como los posibles métodos de control y aprovechamiento.

Investigación y Textos: Alejandro Mouchard

Supervisión Técnica Honoraria: Juan Carlos Chebez


Copyright © Patrimonionatural.com
Prohibida su reproducción por cualquier medio para fines comerciales, sin la autorización expresa del editor.
Las fotografías son propiedad de sus autores. Prohibida su reproducción por cualquier medio sin autorización expresa de los mismos.