Antártida

Antártida Argentina
 

Acuerdos e instrumentos normativos

Ya desde el siglo XVIII se comenzó a explotar la fauna de las islas cercanas al continente Antártico. Distintas especies de ballenas, de focas, de lobos marinos, de pingüinos y peces fueron llenando las bodegas de los buques que venían mayormente del norte de Europa en busca de esta riqueza que al no estar sobre territorios con absoluto dominio de alguna nación, les permitía hacer uso desaprensivo de los recursos. El momento más álgido fue cuando a fines de la década de 1860 se inventa el cañón para lanzar arpones y la caza de la ballena empieza a ser muy intensiva, observándose a los pocos años una notoria merma en sus poblaciones y muchos años antes , alrededor de 1830, ya se había observado el mismo fenómeno con las focas peleteras. Esta situación, sin demasiados cambios se mantuvo hasta ya entrado el siglo XX.

Desde julio de 1957 a diciembre de 1958 se concretó un esfuerzo único por su alcance en la historia de la ciencia. Más de 30.000 científicos y técnicos de 66 países cooperaron en una serie de observaciones sobre la Tierra y sus alrededores cósmicos, denominándolo Año Geofísico Internacional. Fueron cinco áreas del conocimiento donde más de centró la actividad de investigación. Ellas fueron: actividad solar, rayos cósmicos, geomagnetismo, auroras boreales y física ionosférica. Sólo en 1959, casi 500 cohetes de investigación, 12 satélites científicos y 5 sondas espaciales realizaron importantes observaciones directamente en el espacio, al mismo tiempo que suministraban una nueva perspectiva de la propia Tierra y de la baja atmósfera.

El éxito de este esfuerzo mancomunado propició la creación de un ámbito internacional de estudio y surgió la idea de destinar para tal fin al Continente Antártico a lo que se sumaba con mucho peso la gran depredación que se estaba llevando a cabo en esos territorios sobre los distintos recursos naturales. Fue así como en 1959 un grupo de naciones tuvieron la iniciativa de lograr esos objetivos y el 1 de diciembre del mencionado año se firma en Washington el Tratado Antártico, mediante el cual las naciones firmantes - Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Gran Bretaña, Irlanda del Norte, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Rusia (ex U.R.S.S.) y la actual República Sudafricana- se comprometen a preservar el continente blanco para que ser utilizado como zona de paz, reserva ecológica y centro de investigación y estudio de las distintas disciplinas vinculadas al estudio de los fenómenos naturales y adoptan como idiomas oficiales de la convención el español, inglés, francés y ruso.

Siete países entre todos los firmantes mantuvieron reclamos de soberanía sobre el Antártico: Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Gran Bretaña, que fueron reflejadas en los tratados sin reconocerlas ni rechazarlas, simplemente aceptando su existencia. El tratado fue redactado de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas permitiendo que suscriban al mismo tanto las naciones miembros de la ONU , como aquellas que no lo sean. Esto queda claramente expresado en las consideraciones del Tratado Antártico al decir: “... convencidos, también, de que un tratado que asegure el uso de la Antártida exclusivamente para fines pacíficos y la continuación de la armonía internacional en la Antártida promoverá los propósitos y principios enunciados en la carta de las Naciones Unidas.” Y así fue como a lo largo del tiempo se han incorporado muchos estados como Partes Consultivas del Tratado o como Adherentes a sus principios. Los Consultivos son participantes con voz y voto en las Reuniones Consultivas y son los 12 países signatarios originales, más los Estados que cumplieran con los requisitos para ello y obtengan el estatus
de Partes Consultivas, para lo cual deben realizar investigaciones en la Antártida o haber construido una base. Los Adherentes son aquellos estados que aunque no realizan actividad antártica alguna, sí se adhieren al Tratado aceptando los principios y objetivos del Tratado Antártico. Transcurridos muchos años de la firma del Tratado Antártico este sigue plenamente vigente y se ha promovido la creación de nuevas convenciones:

- Convención de medidas para la Protección de la Flora y Fauna Antárticas, celebrada en Bélgica en el año 1964.
- La Convención para la Conservación de Focas Antárticas (ASC), celebrado en 1972 y puesto en vigencia en 1978.
- La Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCMLAR), que se celebró en Camberra en 1980 y entró en vigor el 7 de abril de l982.
- Convención para la Regulación de las Actividades sobre Recursos Minerales Antárticos (CRAMRA).
-Convención que reglamenta la caza de la ballena, adoptando los principios básicos del Acuerdo Internacional en ese rumbo, firmado en Londres el 8 de junio de 1937 y posteriores protocolos.
-El Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, firmado en Madrid el 4 de octubre de 1991. En este documento se reafirman los fines del Tratado Antártico especialmente en lo que respecta a la preservación del medio ambiente para lo cual se crea un Comité específico.

Argentina tuvo siempre una tradición antártica basada en su presencia ininterrumpida en el continente desde 1904, por lo que fue uno de los países más sustentadores de este acuerdo internacional, que casi sin precedentes, logró unir las voluntades de naciones de todo el orbe en pro de una convivencia pacífica y en la coadmistración armónica de una región. El Protocolo de Madrid con sus cuatro primeros anexos entró en vigencia el 14 de enero de 1998. La República Argentina ratificó el protocolo mediante la Ley N° 24.216 del 19 de mayo de 1993. Los Anexos del Protocolo de Madrid hoy son cinco y tratan los siguientes temas:
- Anexo I se ocupa de la Evaluación del impacto sobre el medio ambiente.
- Anexo II compete sobre Conservación de la fauna y flora antárticas.
- Anexo III trata sobre Eliminación y tratamiento de residuos.
- Anexo IV ordena la Prevención de la contaminación marina.
- Anexo V se refiere Protección y Gestión de zonas.
Este último anexo es el que modifica las categorías de las Áreas Naturales Protegidas establecidas originariamente en el Tratado Antártico.

Otros instrumentos legales - algunos funcionan como órganos de contralor- son:
- Comité Permanente de Logística y Operaciones Antárticas (SCALOP)
- Comité Científico de Investigaciones Antárticas (SCAR)
-Reunión de Administradores de Programas Nacionales Antárticos (COMNAP)
- Reunión de Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos (RAPAL) integrado por Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay.

Zonas protegidas
El Tratado Antártico, como uno de los principales instrumentos de protección, definió las cualidades de zonas protegidas, que se hicieron efectivas en la categorización estipulada en la Recomendación III-8 del año 1966. En esta se establecen las siguientes clases de áreas naturales protegidas ( luego modificadas por el Protocolo de Madrid ) :

a) Zonas Especialmente Protegidas (ZEP) o Specially Protected Areas (SPA). Son consideradas tales aquellos sitios que posean un interés científico excepcional, por lo que las actividades están restringidas al máximo.

b) Sitios de Especial Interés Científico (SEIC) o Site of Special Scientific Interest (SSSI). A semejanza de la categoría anterior protege la zona con interés científico importante pero además ampara de una forma especial el trabajo de investigación que se esté realizando en el área.

Hay tres Sitios de Especial Interés Científico que están bajo Administración Argentina de acuerdo a lo estipulado en la Recomendación XV-8 de 1985. Son los ya mencionados Península Potter, Punta Armonía y Punta Cierva.

El Protocolo al Tratado Antártico Sobre Protección del Medio Ambiente establece en el Anexo V un cambio dentro del esquema de zonas protegidas en el Continente Antártico, creando dos nuevas categorías que reemplazan a las existentes. Una de ellas se denomina Zonas Antárticas Especialmente Protegidas, en idioma inglés Antartic Special Protected Areas – ASPAs -.

Los denominados hasta en aquél momento Sitios de Especial Interés Científico y las Zonas Especialmente Protegidas tomarán a partir de la puesta en vigencia del Protocolo de Madrid el nombre de la categoría reconocida por las siglas ASPAs. . La otra nueva categoría asignada a algunas áreas es la de Zonas Antárticas Especialmente Administradas, en idioma inglés Antartic Special Management Areas – ASMAs-. Estas áreas amparan sectores terrestres o marinos y tienen como principal objetivo contribuir al planeamiento y coordinación de diferentes tipos de actividades. Por último se asignó una categoría nueva denominada Sitios y Monumentos Históricos que cada país miembro debe proponer en las Reuniones Consultivas. Estos lugares deben constar de carteles calificadores del lugar en los cuatro idiomas del Tratado.

Las características que debe reunir una región para ser designada Área Antártica Especialmente Protegidas, según consta en el Artículo 3 del Anexo V, son:
a) Areas mantenidas invioladas con respecto a cualquier interferencia humana de tal modo que sean posibles comparaciones futuras con localidades que hayan sido aceptadas por actividades humanas;
b) ejemplos representativos de ecosistemas terrestres mayores, incluyendo acuáticos y glaciales, y también ecosistemas marinos;
c) Areas con reuniones importantes o desusadas de especies, incluyendo colonias mayores de aves nativas en reproducción o mamíferos nativos en reproducción; la localidad tipo o el único hábitat conocido de cualquier especie;
e) Area de Particular Interés para investigación científica en curso o planificada; ejemplos de destacada características geológicas, glaciológicas o geomorfológicas;
g) Areas de destacado valor estético y silvestre;
h) Sitios o monumentos de valor histórico reconocido; y
i) Tales otras áreas como sea apropiado para proteger los valores señalados en el párrafo 1 arriba.

Y, siempre de acuerdo a lo estipulado por el Anexo V del Protocolo al Tratado Antártico, serán Áreas Antárticas Especialmente Administradas las que reúnan los siguientes requisitos: cualquier área incluyendo cualquier área marina, en la cual se están llevando a cabo actividades o se pueden llevar a cabo en el futuro' pueden ser designadas como un AREA ANTARTICA ESPECIALMENTE ADMINISTRADA para asistir en el planeamiento y coordinación de actividades, evitar posibles conflictos, mejorar la cooperación entre las Partes o minimizar impactos ambientales.

Tales AREAS ANTARTICAS ESPECIALMENTE ADMINISTRADAS pueden incluir áreas en las cuales las actividades presentan riesgos de mutua interferencia o de impactos ambientales, acumulativos y sitios o monumentos de valor histórico reconocido. Continúa el Artículo 4 diciendo: “ No se requerirá permiso para ingresar a un AREA ANTARTICA ESPECIALMENTE ADMINISTRADA puede contener una o más AREAS ANTARTICAS ESPECIALMENTE PROTEGIDAS en las cuales el ingreso estará prohibido salvo si se cuenta con un permiso expedido de acuerdo al Artículo 7.

Hay dos categorías más, con muy pocas designaciones, que se han señalado bajo convenciones dentro del Tratado Antártico. Ellas son Reservas de Sellos (CCAS), especificadas en 1972 y Sitios del programa de supervisión del ecosistema de CCAMLR, que se fijaron en la Convención sobre Recursos Marinos Vivos Antárticos.

Áreas Protegidas en el Territorio Antártico Argentino.
(Fuente : Dirección Nacional del Antártico)

Zonas Especialmente Protegidas (ZEP)
Specially Protected Areas (SPA)

Nro

Nombre

Ubicación

8

Islotes Dion, Bahía Margarita, Costa Oeste de la Península Antártica

67° 52'S, 68° 43' W

9

Isla Verde, Islas Orcadas del Sur

65° 19' S, 64° 10' W

13

Isla Moe, Islas Orcadas del Sur

60° 40' S,
45
° 41' W

14

Isla Lynch, Islas Orcadas del sur

60° 45' S, 45° 02' W

15

Isla Powell e islas adyacentes, Islas Orcadas del Sur

60° 45' S, 45° 02' W

16

Península mina de Cobre, Isla Robert, Islas Shetland del sur

62° 23'S, 59° 42' W

17

Isla Litchfield, Puerto Arturo, Archipiélago Palmer, costa Oeste de la Península Antártica

66° 16' S, 64 06' W

18

Norte de la Isla Coronación, Islas Orcadas del Sur

60° 31' S, 45° 41'W
60
° 37' S, 45° 36' W
60
° S, 45° 29' W

19

Isla Lagotellerie, Bahía Margarita, Costa Oeste de la Península Antártica

67° 53' S, 67° 24' W

21

Isla Avian, Bahía Margarita, Costa Oeste de la Península Antártica

67° 46' S, 68° 54' W

23

Laguna Forlidas y Lagunas del Valle Davis, Macizo Dufek, Tierra de Ellsworth

82° 27' S, 68° 54' W

 

Sitios de Especial Interés Científico (SEIC)
Site of Special Scientific Interest (SSSI)

Nro

Nombre

Ubicación

5

Península Fildes, Isla 25 de Mayo, Islas Shetland del Sur

62° 13' S, 59° 00' W

6

Península Byers, Isla Livingston, Islas Shetland del Sur

62° 38' S, 61° 05' W

8

Costa Occidental de la Bahía Lasserre/del Almirantazgo, Isla 25 de Mayo, Islas Shetland del Sur

62° 00' S, 58° 23' W
62
° 15' S, 58° 30' W

9

Punta Rothera, Isla Belgrano/Adelaida, Costa Oeste de la Península Antártica

67° 34' S, 68° 08' W

13

Península Potter, Isla 25 de Mayo, Islas Shetiand del Sur

62° 15' S, 58° 37'W

14

Punta Armonía, Isla Nelson, Islas Shetland del Sur

62° 18' S, 59° 14' W

15

Cabo Tisné/Primavera e islas vecinas, Costa Oeste de Península Antártica

64° 10´ S, 60° 57' W

 

Sitios de Especial Interés Científico (SEIC) -
Site of Special Scientífic Interest (SSSI)

Nro

Nombre

Ubicación

20

Punta Biscoe, Isla Amberes/Anvers, Archipiélago Palmer, Costa Oeste de la Península Antártica

64° 49' S, 63° 49' W

21

Isla Decepción, Islas Shetiand del Sur
(5 áreas)
Zona A: De Punta Entrada a Punta Collins
Zona B: Bahía 1ro de Mayo/Del Centro
Zona C: Bahía Teléfono
Zona D: Caleta Péndulo
Zona E: Laguna Verde/Pennilea

62° 55' S, 63° 49' W

26

Bahía Chile/Discovery, Isla Greenwich, Islas Shetland del Sur

62° 28' 09" S,
59
° 41' 12" W
62
° 29' 03" S,
59
° 41' 43" W

27

Puerto Foster, Isla Decepción, Islas Shetland del Sur (2 áreas)

62° 55' 05" S, 60° 38' W
62
° 56' 02" S, 60° 37´ W

28

Bahía del Sur, Isla Doumer, Archipiélago Palmer, Costa Oeste de la Península Antártica

64° 51' 42" S,
63° 35' 20" W

29

Punta Ablación, Cumbres Ganymede, Isla Alejandro 1ro, Costa Oeste de la Península Antártica

70° 49' S, 68° 25' W

31

Monte Flora, Bahía Esperanza, Punta Norte de la Península Antártica

63° 25' S, 57° 01' W

32

Cabo Alvarado/Shirreff, Isla Livingston, Islas Shetland del Sur

62° 27´ S, 60° 47´ W

33

Isla Ardley, Bahía Guardia Nacional, Isla 25 de Mayo, Islas Shetland del Sur

62° 13' S, 58° 54' W

34

Cabo Anca de León, Isla 25 de Mayo, Islas Shetland del Sur

62° 07' 48" S,
58
° 09' 17" W
62
° 07' 49" S,
58
° 07' 14" W
62
° 08' 19" S,
58
° 07' 19" W
62
° 08' 16" S,
58
° 09' 15" W

35

Sector Occidental del Mar de la Flota, frente a la Isla Baja, Islas Shetland del Sur

63° 20' S, 61° 45' W
63
° 35' S,
62
° 30' W

36

Sector Oriental de la Bahía Dallmann, frente a la costa occidental de la Isla Brabante, Archipiélago Palmer, Costa Oeste de la Península Antártica

64° 00' S y
64
° 20' S, 62° 50' W

Investigación y Textos: Gabriel O. Rodriguez


Copyright © Patrimonionatural.com
Prohibida su reproducción por cualquier medio para fines comerciales, sin la autorización expresa del editor.
Las fotografías son propiedad de sus autores. Prohibida su reproducción por cualquier medio sin autorización expresa de los mismos.